PULEVA Mañanas Ligeras, la nueva leche sin lactosa de PULEVA

PULEVA lanza al mercado su nueva variedad de leche sin lactosa, PULEVA Mañanas Ligeras, la mejor opción para aquellas personas intolerantes a la lactosa o con dificultades para tolerarla

PULEVA Mañanas Ligeras es una leche sin lactosa de delicioso sabor que destaca por su fácil digestión y por conservar todas las propiedades nutritivas de la leche

 

PULEVA Mañanas Ligeras, la nueva leche sin lactosa de PULEVAGranada, 5 de mayo de 2011.- PULEVA Mañanas Ligeras Sin Lactosa, es la nueva propuesta de PULEVA para la salud y confort digestivo de todas aquellas personas intolerantes a la lactosa o con dificultades para tolerarla. En sus variedades semidesnatada y desnatada, y gracias a su elaboración a través de un proceso de hidrólisis de la lactosa, permite volver a disfrutar del placer de tomar leche y de los beneficios tan esenciales de este alimento fundamental en todas las etapas de la vida.

La mayoría de los problemas digestivos asociados al consumo de leche están relacionados con una mala digestión de su azúcar natural, la lactosa. La enzima responsable de su correcta asimilación se llama lactasa. Cuando los niveles de lactasa no son suficientes en el organismo o ésta no cumple bien su función, aparecen dificultades para digerir la leche, produciendo gases y malestar abdominal.

PULEVA Mañanas Ligeras es la opción ideal para aquellas personas con intolerancia a la lactosa que quieran seguir disfrutando del sabor original de la leche y de los beneficios nutricionales que este alimento básico aporta a nuestro organismo. Esto es posible gracias a un proceso de hidrólisis que permite desdoblar la lactosa en azúcares simples más fáciles de digerir: la glucosa y la galactosa.

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa surge por una deficiencia en lactasa, enzima capaz de desdoblar la lactosa en glucosa y galactosa. Cuando no se digiere, no se puede absorber, queda en el intestino, introduciendo agua a este nivel. La flora bacteriana fermenta la lactosa no digerida, generando ácido láctico, CO2 e H2.
Se trata de un trastorno que afecta al 70% de la población mundial en adultos y que en España representa aproximadamente un 15%.
Existen dos tipos de intolerancia a la lactosa:

-         En ocasiones las personas nacen con la dificultad de digerir la lactosa. Puede ser desde leve hasta completa, no tolerando, en este caso, ningún tipo de lácteos. Este tipo se llama Primaria o Genética.

-         También se puede nacer tolerando los lácteos perfectamente y perder esta capacidad por varias razones. De forma habitual, la actividad lactasa disminuye desde el nacimiento hasta el destete, y de forma gradual desde el destete hasta la edad adulta (a este fenómeno se le conoce como hipolactasia).

La deficiencia de lactasa se puede presentar también como resultado de enfermedades intestinales como la celiaquía o después de una cirugía gastroduodenal. La causa más frecuente de intolerancia temporal sería la gastroenteritis.

PULEVA, el aval de una gran empresa

Desde hace más de 100 años, PULEVA trabaja por el bienestar de toda la familia, empleando toda su experiencia y conocimiento en ofrecer a sus consumidores alimentos saludables y llenos de placer adaptados a sus necesidades nutricionales. Salud, familia, confianza, innovación, educación, respeto, solidaridad y compromiso son los pilares de esta filosofía, que han convertido a PULEVA en pionera en el desarrollo de alimentos funcionales.

Te puede interesar...